Fábula Bicentenaria

El pasado fin de semana se vivió en Argentina una fiesta apoteósica. Se cumplieron 200 años de la revolución de Mayo (Dos siglos desde que dejó de ser el Virreinato de La Plata para convertirse en lo que es) y se celebró por todo lo alto: Conciertos, desfiles, homenajes, Shopping decorados, viajes promocionales, actos culturales, inauguraciones, reinauguraciones y todo lo que puede hacer un país para celebrar lo que es y celebrar el hecho de que lo puede celebrar. Este mismo fin de semana me relataron una pequeña historia que concentra perfectamente lo que estaba sucediendo en ese mismo momento, a modo de celebración y con un mil millonario presupuesto, en los alrededores del Obelisco de Buenos Aires.

VVEA: Venezolano viviendo en Argentina.

AHLM: Argentino hasta la médula.

VVEA va a la lavandería a dejar un paquete de ropa sucia. Al cabo de unas horas vuelve a retirarlo. Cuando revisa sus ya limpias camisas se da cuenta de que una de ellas, anteriormente de rayas de un vivo marrón acompañadas por otras menos gruesas en azul celeste, se había convertido en una camisa con rayas de suave terracota y un inmaculado blanco ¡La destiñeron! Era eso o le habían dado otra camisa. Pero no, era la misma, la etiqueta lo certificaba. La misma pero diferente, la misma pero palidecida, la misma después de haber sufrido, como mínimo, una hora de remojo en agua hirviendo con un cloro perteneciente a la familia más corrosiva de toda la tabla periódica. VVEA se acerca al mostrador y gentilmente expone a AHLM.

VVEA: ¡Disculpe señora! Es que tengo un problema… Mi camisa, esta que tengo en las manos, no estaba así ¡Me la dañaron!

AHLM: ¿Cómo que no era así? ¿Y cómo era? Sho la veo prolija.

VVEA: Estas rayas que ve medio naranja eran marrones… y esto blanco, era azul…

AHLM: Mirá vos… Mmmm… Sha se lo que ocurrió.

VVEA: Si, yo también ¡La destiñeron!

AHLM: ¿Esa camisa es de Mashami?

VVEA: ¿Miami? ¿Qué tiene que ver eso?

AHLM: Insisto ¿Esa camisa la compraste en Mashami?

VVEA: Bueno… si, si, la compré en Miami, pero… ¿Qué tiene que ver?

AHLM: ¡Listo! Eso fue lo que ocurrió. En esta lavandería usamos para lavar productos de Industrias argentinas. Si la camisa fuese también de industrias argentinas, a la camisa no le pasaba nada… ¡¿Viste?!

¡Feliz 200 anios!

Te gusta este post? Compártelo!

There are 2 comments for this article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>